Dieta de la Piña

Esta refrescante fruta tropical combate el exceso de peso por retención de líquidos y facilita la eliminación de depósitos de grasa en el organismo. ¿Quien no ha sentido temor antes de pesarse? es que si el resultado no refleja nuestras expectativas, nos queda una sensación de frustración y enojo. Sin embargo, siempre el aumento de peso significa el aumento de grasa en tu cuerpo puede ser retención de líquidos.   Existe una Dieta Sencilla, con la que tendrás éxito sin tener que comprar una lista interminable de alimentos simplemente piña natural. La piña es eficaz para combatir el exceso de peso por retención de agua; ademas ayuda a separar el tejido celulitico y eliminar los depósitos de grasa. Debes consumirla naturalmente pues al momento de pasteurizarla pierde sus propiedades. Se recomienda hacer unos pequeños cambios para introducirte en la dieta de la piña sin crearte ansiedad ni abandono : ( Come lo habitual, introduciendo en tu alimento la piña durante cuatro semanas y notaras como van apareciendo los cambios en tu figura). Beneficios de la Piña Según múltiples estudios, la piña te aporta: Enzimas: Activan el metabolismo y la eliminación de grasa, facilitan la digestión y son inflamatorias. Fibra y Agua: Tiene Excelentes efectos diureticos y previene infecciones

Una buena ensalada de pocas calorias

Ensalada fresca kilitos menos Para la siguiente receta, les sugiero ampliamente que busquen tomates grandes y de color intenso posible. Ingredientes: Tomate grande ( alcanza para dos porciones ) Aceite de Oliva Oregano Sal Queso Zumo de Limon Preparación:   Cortar el tomate en rodajas gruesas, colocarlas en un plato y esparcir sobre ellas el orégano procurando molerlo con sus manos ya que recién molido su aroma es mas intenso, agregamos un chorrito de aceite de oliva sobre las rodajas, luego un poco de sal, finalmente agregamos un poco de queso parmesano o cualquier queso que pueda fundirse, se coloca en el microondas por 20 segundos o apenas se derrita el queso y finalmente retiramos y agregamos el zumo de limón. Así tenemos pocas calorías por el mínimo esfuerzo y mucho sabor.