Ejercicios para las pantorrillas

pantorillas

Uno de los músculos que tal vez se nos olvida trabajar son las pantorrillas, al igual que los cuádriceps, femoral y glúteos, la pantorrilla también es importante, además le terminan de dar forma a la pierna. A continuación unos pequeños trucos para ejercitar esta zona.

  • No importa que tan fuertes las entrenen para conseguir obtener resultados semejantes a los del otro individuo, las ganancias parecen frustrarse antes de completar los objetivos y como resultado muchos desesperan y utilizan técnicas raras que solo llevan a empeorar las cosas.

  • Los principios del entrenamiento con pesas se aplican universalmente para cualquier parte del cuerpo (grupo muscular), incluyendo las pantorrillas. Eso significa que debe de entrenarlas de manera intensiva y pesada, luego deje un tiempo después de cada entrenamiento para su correcta recuperación.

  • Entrena las pantorrillas al final de la rutina de pierna, después de cuádriceps y femorales, pero quizás eso es porque ellas están genéticamente delante del desarrollo de cualquier otro grupo muscular.

  • Si tienes pantorrillas débiles y muslos fuertes, se recomienda empezar el entrenamiento con las primeras, porque las sentadillas, toman mucha energía que le podría servir para entrenar tus pantorrillas.

  • Antes de cualquier entrenamiento, incluso de las series de calentamiento, estirar cualquier grupo muscular igualmente importante; estirar entre series. Las pantorrillas son susceptibles a calambres y el tendón de Aquiles es particularmente fácil de lesionar, así que después de cada serie, estire y de masajes para asegurar que estén relajados y listos para contraerse antes de empezar la siguiente serie.

  • Levantamiento de talones sentado, se trabaja el Sóleo, el musculo soporte debajo de los gastrocnemios. Una vez que éste último está fatigado, es mas fácil agotar el sóleo más directamente.

  • Al hacer levantamientos de talón de pie a medida que las piernas están mas rectas, se trabaja de mejor manera el gastrocnemio; de cualquier manera, no llegue al punto de doblar las rodillas.

  • Mantenga el cuerpo y las rodillas en una alineación vertical y encuentre ese punto crítico en el que las piernas, deben estar tan “derechas” como sea posible sin llegar a bloquear y mucho menos hiperextender las rodillas.

  • Manteniendo las rodillas en esta posición a lo largo de toda la serie, contraiga y estire los músculos de una manera controlada a lo largo de todo el rango del movimiento.

Referencia bibliografía de la Revista Imagen, Sep 15, Rev N° 59.

Deja un comentario