Vitamina B6 ¿Un anabólico natural?

Por Jeremy Smith Los deportistas en general están siempre a la búsqueda que cualquier ayuda que pueda suponer una ventaja a la hora de competir o de entrenar para mejorar su rendimiento. Y en ese sentido están dispuestos a probar el último suplemento o cualquier otra sustancia que parezca poder prometer algo interesante. En este contexto puede que los árboles no les dejen ver el bosque. Tal vez en lugar de estar a la caza de sustancias o fórmulas esotéricas deberían tratar de sacar el máximo partido a los nutrientes conocidos y que bien utilizados pueden suponer un gran revulsivo de las prestaciones físicas. Uno de estos elementos puede ser la vieja vitamina B6 a la que algunos consideran un anabólico natural.  El término anabólico está casi siempre mal utilizado y peor entendido si cabe. Para la gente la palabra anabólico es de inmediato asociada con el dopaje, en especial con aquellas sustancias farmacológicas derivadas de las hormonas, como los esteroides o éstas mismas. Y el deportista en cierto sentido se alinea también con esas mismas tesis, porque espera que un agente anabólico le altere de alguna forma su perfil hormonal hacia las acciones de anabolismo. Sin embargo, el anabolismo es algo absolutamente natural en nuestro cuerpo desde que en el seno materno cobramos vida y