Especial: Frutas que adelgazan, La Ciruela

Continuando con el especial de Frutas que adelgazan hay una fruta que podemos encontrar en todos los supermercados, además de ser económica es de fácil digestión, se trata de la Ciruela, existen de muchas clases, las verdes, amarillas, rojas y la llamada Claudia. Por su alto contenido de vitamina A y E, el 80% de su composición es agua, actúa como antioxidante, combate los efectos de los radicales libres, eliminado grasas, aporta fibra, azufre, fructosa además es un excelente laxante natural, mejorando la digestión. Otro de sus beneficios es que calma las ansias de comer, por su contenido de potasio y ausencia de sodio mejora los estados anímicos, controla la presión arterial. Un truco muy sencillo para tod@s que quieran bajar unos kilos de mas, la ciruela les puede ayudar, se debe tomar una a dos ciruelas ya sea secas o frescas con una vaso de agua media hora antes de cada comida por uno mes. Si es el caso de sufrir de estreñimiento y además se quiera bajar de peso se debe consumir dos o tres ciruelas con un vaso de agua con el desayuno, esto mas o menos durante 2 meses. Hay un efecto adverso y es que la

Especial, frutas que adelgazan

Se dice que el limón es el limpiador por excelencia de la sangre, además por su alto contenido de agua, brinda sensación de saciedad, depura la sangre, elimina toxinas del hígado y páncreas y desechos tóxicos de todo el organismo, además contiene bajo contenido de sodio lo cual facilita la eliminación de líquidos y disminuir peso. El limón tiene alto contenido de vitamina C es ideal para metabolizar las grasas, ayuda a bajar el colesterol y los triglicéridos. Existe una formula muy sencilla como tratamiento natural para quemar grasas y perder peso: consta de tomar el zumo de limón durante 7 días con el siguiente esquema por ejemplo: Día 1: tomar el zumo de 1 limón. Día 2: tomar el zumo de 2 limones. Día 3: tomar el zumo de 3 limones. Día 4: tomar el zumo de 4 limones. Día 5: tomar el zumo de 3 limones. Día 6: tomar el zumo de 2 limones. Día 7: tomar el zumo de 1 limón. Idealmente el consumo de zumo de limón deber ser en ayunas, al momento de ser elaborado debe ser inmediatamente consumido ya que después de media hora se oxida, además es recomendable rebajarlo con un poco de agua, para que la acidez no altere el esmalte

Especial: Vitaminas del Complejo B y sus beneficios Segunda Parte

Primera Parte Siguiendo con el especial de las vitaminas de complejo B a continuación las ultimas que lo complementan… Vitamina B6 (Piridoxina): algunas de sus funciones  es regular algunas sustancias cerebrales en las que intervienen en el estado de ánimo, y contribuye a mejorar síntomas como el estrés, depresión y alteraciones del sueño. Esta vitamina es muy común entre los deportistas ya que aumentan el rendimiento de los músculos, por ende hace que la producción de energía sea mayor, además favorece la liberación de glucógeno que se encuentra almacenado en los músculos y el hígado. Otro de sus beneficios es un gran aliado para los que quieran perder unos cuantos kilos ya que la Piridoxina ayuda a que el cuerpo metabolice las grasas acumuladas y consiga a partir de esta energía como “Combustible”.  En la dieta diaria se pueden incluir alimentos como carne, huevos, verduras, pescado y granos integrales ya que estos contienen gran cantidad de vitamina B6. La deficiencia de esta vitamina puede ser muy rara pero en algunos casos tiene relación con las anemias. Vitamina B7 (Biotina): incluir alimentos en la dieta diaria que contengan vitamina B7 como de origen animal, leche y sus derivados, levaduras, frutas como la uva, sandia,

Hiperhidrosis, problema que hacer sudar

Para una persona que goza de buena salud, es muy normal sudar, pero cuando el sudor se convierte en un problema de la vida diaria; esto significa que no estamos tan sanos como creíamos, y que muy probablemente estamos sufriendo una enfermedad que se llama “Hiperhidrosis” donde hay una excesiva producción de sudor y alteración del “Sistema Nervioso Autónomo” donde se regula normalmente la temperatura corporal, pero en el caso de esta enfermedad hace que en este se produzca más sudor del que se necesita realmente. En la vida cotidiana padecer de esta enfermedad puede ser una situación muy incómoda, ya que en condiciones de estrés físico, emocional o por estímulos ambientales hace que se incremente la temperatura corporal, también suele suceder con personas que son nerviosas o ansiosas, esta alteración afecta de modo especial la palmas de la mano, las axilas y las plantas de los pies, convirtiéndose así en algo muy incómodo para el diario vivir. La persona que suda demasiado por lo general es insegura en el trato con los demás, hasta el punto que situaciones tan normales como bailar, dar la mano para el saludo o firmar un documento se vuelven un problema hasta sentir vergüenza