Mascarillas Caseras para la cara

Hidratar y exfoliar la piel del cutis es muy importante para evitar el envejecimiento cutáneo prematuro, la activación de la microcirculación y la eliminación de células muertas. A continuación algunas mascarillas fáciles y sencillas de hacer con ingredientes que generalmente se tienen en la casa: Mascarilla de bicarbonato de sodio Ingredientes: Bicarbonato de sodio y agua. Preparación: Mezcla los ingredientes en las manos, luego lávate la cara con cualquier jabón neutro, después aplícalo suavemente sobre la piel. Una vez aplicado la mascarilla en el rostro déjalo reposar. Luego enjuaga la piel con agua tibia. Mascarilla de clara de huevo: Ingredientes: Una clara de huevo. Preparación: Bate la clara de huevo hasta que adquiera una consistencia espumosa. Aplícala en la cara limpia (con las manos limpias). Deja actuar unos 20 minutos y luego lava la cara con agua tibia. Mascarilla de yema de huevo: Ingredientes: Una yema de huevo. Debido a que la yema de huevo contiene vitamina A, ideal para curar cicatrices. Preparación: Bate una yema de huevo y aplícala en la piel durante 20 minutos. Retira con agua tibia. Mascarilla de albahaca: Remoja 2 o 3 cucharaditas de hojas de albahaca en 1 taza de agua hirviendo. Deja deposar durante 10-20 minutos. Una