Para tener en cuenta…

Muchas personas que ingresan al gimnasio tienen el afán de ver su cuerpo crecer o esculpirse en muy poco tiempo sin tener en cuenta que el tejido muscular debe sufrir una “metamorfosis” para tolerar los elevados niveles naturales de acidificación que produce el cuerpo humano cuando el oxígeno es escaso en los músculos; en muchas ocasiones esta es la excusa para que no regresen al establecimiento. Por este motivo, es importante como primera medida, la paciencia y persistir a pesar del dolor que genera el ácido láctico, y una recomendación importante es el consumo de líquidos (agua, jugos o bebidas energizantes), que ayudan a restaurar el nivel de oxígeno en los músculos y los minerales que se pierden durante las actividades físicas. El Gimnasio no sólo es un sitio de pesas o ejercicios aeróbicos especializado para hipertrofiar los músculos o tonificar el cuerpo; a mi forma de ver, también es un sitio donde se puede escapar un poco de los afanes que traen consigo el trabajo y/o el estudio, brindándote un bienestar físico y de distracción, de esta manera funciona como una válvula de escape de estrés. Es importante mencionar que en estos lugares se suele socializar y lograr buenas amistades, y