Dieta de la Piña

Esta refrescante fruta tropical combate el exceso de peso por retención de líquidos y facilita la eliminación de depósitos de grasa en el organismo. ¿Quien no ha sentido temor antes de pesarse? es que si el resultado no refleja nuestras expectativas, nos queda una sensación de frustración y enojo. Sin embargo, siempre el aumento de peso significa el aumento de grasa en tu cuerpo puede ser retención de líquidos.   Existe una Dieta Sencilla, con la que tendrás éxito sin tener que comprar una lista interminable de alimentos simplemente piña natural. La piña es eficaz para combatir el exceso de peso por retención de agua; ademas ayuda a separar el tejido celulitico y eliminar los depósitos de grasa. Debes consumirla naturalmente pues al momento de pasteurizarla pierde sus propiedades. Se recomienda hacer unos pequeños cambios para introducirte en la dieta de la piña sin crearte ansiedad ni abandono : ( Come lo habitual, introduciendo en tu alimento la piña durante cuatro semanas y notaras como van apareciendo los cambios en tu figura). Beneficios de la Piña Según múltiples estudios, la piña te aporta: Enzimas: Activan el metabolismo y la eliminación de grasa, facilitan la digestión y son inflamatorias. Fibra y Agua: Tiene Excelentes efectos diureticos y previene infecciones

Cuando, Como y que Comer

Comer es una función cerebral compleja que comprende aspectos químicos, fisiológicas, psicológicos, emocionales, culturales y educación.  Cualquier dieta hipocalorica estándar limita el acto de alimentase en muchos de estos aspectos no solo a nivel cuantitivo, sino también cualitativo. Una dieta disociada, hiperproteica o cualquier otra dieta milagro rompe con la cultura inmersa en los hábitos alimentarios de cada individuo. Por este motivo, vale la pena aprender a adelgazar de forma individual, contemplando una nueva forma de comer de forma Sana y equilibrada y que sirva de herramienta saludable para utilizar a lo largo de los años.   Comer bien adelgaza y comer mal engorda. La clave reside en adelgazar sin renunciar al placer de platos ligeros y sabrosos que puedan compartiesen con el resto de comensales, sin tener que estar de régimen la mitad de la vida.   Conviene perder la grasa corporal y el exceso de líquidos atendiendo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, de forma paulatina y lentamente de (500 gramos a 1 kilo por Semana ). El hecho de consumir menos Calorías diarias no es suficiente para conseguir la meta. La energia proveniente de los alimentos debe distribuirse en cuatro o cinco ingestas diarias para mantener en forma la glucemia e impedier