Ejercicios para brazos con “Doble Adiós”

Si eres de las que se abstiene de despedirse de alguien, moviendo los brazos ya que se te mueven como si fueran gelatinas; podría ser que estas sufriendo del síndrome del “Doble adiós” ó el mal llamado “Brazo de suegra”.  Este problema empeora cuando se ha enfrentado a cambios drásticos de peso ya sea porque se ha seguido una rigurosa dieta ó por haberse sometido a procedimientos quirúrgicos para tratar la obesidad “Cirugía Bariátrica” (cuyo objetivo es disminuir el peso corporal); los brazos son una de esas partes del cuerpo que sufren las consecuencias de la pérdida de peso, ya que en esta área queda tejido graso sobrante ó piel flácida, es ahí cuando los brazos se convierten en algo así como las alas de un “Murciélago”. Por fortuna existen métodos como los quirúrgicos como “Body Lift” que corrige el exceso de piel y el tono muscular, también está la otra alternativa, además saludable como la de hacer ejercicio. 1)Flexionando los brazos lentamente hasta colocar el pecho en el suelo, inmediatamente vuelva la posición inicial, se pueden realizar 4 series de 10 repeticiones. 2)Para este ejercicio se puede utilizar unas mancuernas, inclinando el tren superior hacia delante, con las piernas un poco flexionadas

Los olvidados antebrazos

Cuando se entrena el grupo muscular de los bíceps, también se ejercitan los antebrazos, pero es necesario que este grupo muscular se entrene por lo menos una ves por semana de forma directa; dado que el brazo en su conjunto no sólo es bíceps. El antebrazo está compuesto de músculos pequeños y blancos, por ende los entrenos no deben de ser muy largos y lo recomendable son unos tres ejercicios bien realizados de unas cuatro series cada uno (no deben ser recargados porque esto puede derivar en problemas de tendinitis). Uno de los ejercicios más comunes para el antebrazo es, sostener la barra con las manos en forma de pronación (palmas de las manos hacia arriba). Dejar caer la barra hasta sostenerla sólo con los dedos (no incluye el pulgar) la muñeca queda por debajo de la línea del antebrazo, a renglón seguido, levantarla sin despegar los codos de las piernas o del banco, como si estuviera empuñando la barra, y la muñeca debe quedar por encima del antebrazo. Una variante de este ejercicio es realizarlo con mancuernas. Otra variante es realizarlo con el mismo principio del movimiento de muñecas, pero sujetando la barra con las manos hacia abajo. Unos de los ejercicios que