Como protegerte del sol de forma correcta

cuidado-sol

Aprovechando el mes de Agosto y las vacaciones estivales, que la mayoría de los trabajadores españoles toman este mes, hacemos las maletas y nos vamos a disfrutar de nuestro destino vacacional. En vacaciones procuramos disfrutar de todo aquello de lo que no podemos hacerlo el resto del año.

Mujeres, es tomar el sol y ponernos morenas

Es cierto que el sol tiene múltiples beneficios para nuestro carácter y nuestro organismo, entre alguno de sus innumerables beneficios, parece que un rato de sol hasta nos activa o nos carga las pilas y nos pone de mejor humor, pero también en los últimos años, el sol es peligroso que nunca y viene acompañado de innumerables alertas para nuestra salud y no debes olvidarte protegerte de sol, como por ejemplo quemaduras.

Las quemaduras que a largo plazo pueden terminar por convirtiéndose en un mal mayor y causarnos muchos y graves problemas de salud. Por este y otros muchos motivos, es hora de que todas apliquemos el sentido común, nos protejamos del sol y llevemos a cabo los sabios consejos que nos recomiendan los dermatólogos y especialistas en la materia.

Los previos para protegerte de sol

Antes de salir y ponerte al sol, debes exfoliarte e hidratarte correctamente. Debes recordar que el sol está en la playa y en la piscina, pero el sol también se encuentra en cuando paseas, cuando haces deporte, cuando vas al mercadillo a dar una vuelta o bajas al súper a comprar y claro, en las zonas montañosas, donde además es mucho más fuerte y sus efectos se notan con mayor intensidad y amas corto plazo.

Nunca salgas de casa (en especial con niños pequeños) sin aplicarte un protector solar acorde a tu tono de piel para protegerte de sol (si eres muy blanca de piel, lo ideal es un 50), debes repetir esta operación varias veces a lo largo del día o mientras estemos expuestas al sol, lo ideal es que cada 2 horas y tras los baños vuelvas a aplicar el protector. Los puedes encontrar de muchas clases, más caros, más baratos, para pieles mixtas, secas o grasas… Pero lo cierto es que unos de los factores más importantes es que el protector que compres se adapte a tu tipo de piel.

Los labios y la cabeza, dos grandes olvidados

Todas nos protegemos la piel, la nariz, los hombros en fin, aquellas zonas que sabemos que terminan por quemarse con más facilidad que otras. Aunque pocas protegen sus labios y su cabeza de forma correcta. Lo ideal es que uses un protector específico para labios y que cubras tu cabeza con una gorra o algún sombrero bonito, ha y claro está, del mismo modo debes proteger tus ojos, lo más práctico y efectivo es usar gafas de sol, eso si, siempre homologas y con un filtro que aporte protección solar para tus ojos.

Debes prestar especial atención a los niños, mucha más si estos además son menores de 3 años, a ellos no debemos exponerlos directamente al sol. Si vas a ir a la playa con un niño debes tener en cuenta que: la sombra es su mejor aliada y la mejor de las protecciones, aunque en ocasiones ya sabes que aun así es un peligro y terminamos por quemarnos. Utiliza todos los medios de protección que puedas y estén a tu alcance.

Puedes comprar una de esas sombrillas que parecen una tienda de campaña de fácil y rápido montaje, quizás esto sea lo más seguro para ellos, pero no es el único medio que tenemos a nuestro alcance para protegerlos del sol, ahora mismo existe hasta ropa especifica con protección solar y a unos precios que todos podemos permitirnos, con lo que no hay excusa para no comprar este tipo de prendas. Toda precaución con ellos es poca. Aunque ya tengas buen color, no debes olvidarte de aplicar el protector solar como ya indicamos antes. Y lo más importante, recuerda, nada de exponerte al sol en las horas del día en las que el sol es más peligroso. Después de un día de playa, montaña, campo o exposición continuada al sol, date una buena ducha y aplica mediante un buen masaje un after-sun o una crema hidratante de calidad.

Básicamente, estos serían los consejos más adecuados para una correcta protección solar:

  • No te quemes con el sol, un número superior a Cinco o más quemaduras solares aumenta notablemente el riesgo de padecer cáncer de piel.

  • Evita tomar el sol directamente y camas o cabinas de bronceado que tan de moda han estado los últimos años. Los rayos UVA de estas camas de bronceado y el sol de forma directa causan, además del cáncer de piel que ya mencionábamos antes, arrugas y unas antiestéticas manchas casi imposibles de eliminar. Estas aparecen sobre todo en nuestro rostro y lo lo oscurecen en las zonas más prominentes o donde da el sol con mayor intensidad.

  • Aplicar protector solar en abundancia y con generosidad. Recuerda aplicarlo 20 minutos antes de la exposición al sol y de nuevo cada dos horas aproximadamente, incluso en días nublados, estos suelen ser más traicioneros que los días en los que brilla el sol, ya que nos confiamos. Y por supuesto no lo olvides después de nadar o hacer ejercicio y sudar.

  • Usar ropa de protección, sobre todo con los peques de la casa.

  • Proteger nuestra cabeza con un sombrero o gorra. Sin olvidarnos de nuestros ojos. Lleva siempre contigo unas gafas de sol, a ser posible con protecion.

  • Ponte a la sombra, quizás este sea uno de los consejos pare protegerse del sol mas importante y evidente.

  • Toma precauciones cuando estés cerca del agua, nieve y arena.

Estos tres elementos: el agua, la nieve y la arena reflejan los rayos del sol, por eso es importante protegerte de sol en este momento. Ya que pueden aumentar la probabilidad de quemaduras. ¿Te han gustado estos consejos para protegerte de sol?

Te gusto la informacion? Compartela!
Comida Saludable
Fitness y Deportes es un blog que nace por la necesidad de tener un espacio para compartir experiencias sobre comida saludable, nutricion, rutinas de ejericio, y dietas para bajar de peso. Contamos con un Staff NO-PROFESIONAL, pero si con un empirismo de mas de 10 años (en total) practicando deporte de forma atletica pensando en la salud como principal beneficio

Deja un comentario